TALLER DE PRINCIPIARTE INTENSIVO DE INICIACIÓN EN ZARAGOZA (25-26 de Marzo)

Cada dia tengo mas claro lo que me conecta conmigo misma mi trabajo, la noche de antes había estado con fiebre, cosa muy inusual porque nunca me pongo mala, 20 horas de trabajo el fin de semana.

Y justo en el momento en el que me encuentro con los nuevos payasos en gestación, me conecto a mi energía, el cansancio desaparece, el malestar, la incertidumbre, y solo quedo yo con mi payasa Chiquitna , con una fuerza inmensa que viene de tener la certeza de que estas haciendo lo que has venido a hacer en tu trabajo, ayudar a que nazcan nuevos payasos a este mundo.

Un intensivo en el que el proceso y las herramientas de expresión artística utilizadas, cobran todo el sentido de cara a comenzar a ver los gestos, las expresiones y movimientos danzados y libres de los PrincipiArtes que depositaron la confianza en mi para facilitarles este viaje hasta el nacimiento de sus payasos.

Periodos de gestación en los que cada persona va abriéndose, soltándose y dejando salir partes de ellos mas olvidadas , expresiones de si mismos juzgadas o no permitidas.

El permiso , motor constante de los talleres de PrincipiArte, desde todas las formas de expresión artística que conozco y la afectividad como forma de acoger a cada persona que tiene la valentía de mostrarse ante los demás y de abrir su vulnerabilidad al resto, van abriendo espacios de confianza para poder caminar juntos hasta el encuentro de sus payasos que nacieron con la ilusión, las ganas, la pasión y la ternura tan únicos de los payasos que vienen al mundo recién nacidos y con toda su nueva vida por delante para descubrir que el mundo es lo que nosotros queramos que SEA y que si el mundo lo creamos desde nuestros payasos, sera un mundo lleno de PRESENCIA, AMOR y MUCHA AUTENTICIDAD.

El momento en que ellos recibieron sus narices de payasos, fue mágico, un silencio precioso, lleno de una energía que llegaba de otro lugar, en el que la responsabilidad por tener en ellos esas narices que les iban a llevar a dejar salir a sus payasos, ese respeto a ese momento y a la nueva vida a la que se abrían, fue para mi transformador y doto de toda la FUERZA necesaria para que sus payasos nacieran con mucha TERNURA, PERMISO y FUERA DE TODO JUICIO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *