MI PAYASA CHIQUITINA- UNA HERIDA LIBERADA Y NO JUZGADA

Fecha: 18-2-19
Esta claro que las  personas  venimos con el propósito de integrar nuestras  heridas, y me he dado cuenta en este momento de tanto cambio al ir a vivir a la ciudad de Barcelona que gracias a mi payasa Chiquitina estoy aceptando e integrando todo lo que SOY.
Como me dijo una amiga Chamana y bien payasa también,» te pensabas que en ese cambio de ciudad te tirabas a la piscina y a lo que te has tirado es al océano?» y así lo siento un cambio muy  oceánico, y en este sentirme tan en el vacío, mi trabajo en PrincipiArte, es cuando mas sentido esta cobrando.
Si me dicen, en mi infancia o mi adolescencia con el infierno y el caos tan enorme  que fue todo, y con la idea tan clara que tenía de mi misma, de no servir para  nada,  que  iba a venir a una ciudad como Barcelona donde ya todo parece inventado a presentar mi trabajo, no me lo hubiera creído.
 Un trabajo que yo he creado yo desde la intuición, si me dicen entonces, que mis talleres van a ayudar a personas en el mundo de la empresa ,  que se sienten  importantes  por lo que han logrado en sus trabajos (y desde luego lo es) pero que iba  a recordarles algo aún más importante, que es volver a lo  esencial de ellos mismos, a través de sus payasos, mi niña herida no lo hubiese creído.
 Y si me dicen,   que gracias a mi  payasa Chiquitina que ha logrado que  libere y no juzgue a esa niña herida, que precisamente ella iba a ayudar a que los demás recordasen lo importante, me habría parecido increíble.

Mi payasa Chiquitina me ha ayudado a mostrar que esa niña nunca ha perdido  su inocencia, su belleza, su transparencia porque mi payasa le ha ayudado a jugar con ello.

He tomado mas consciencia que nunca del valor de mi trabajo, porque gracias a los payasos a los que ayudo a nacer, podemos liberar e integrar esas partes negadas, dejando de juzgarlas y de luchar contra ellas, lo que nos gusta o no de nosotros  es solo un juicio porque todo es igual de necesario e importante de integrar.

Chiquitina es esa niña que ha crecido y no tiene miedo a mostrar sus miedos, su necesidad de reconocimiento, su brillo, su rabia y lo que SEA, ella jamás se avergüenza de lo que ES, y hace que integre todo lo que SOY
La herida cada día más tengo claro que  es la expresión que nos lleva a ver el SER que SOMOS, dos caras de la misma realidad
Y la SEXUALIDAD SAGRADA una y otra vez, me lleva también de todas las formas y  a través de mi trabajo a lograr esa coherencia con la existencia abrazándolo TODO.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.